En el marco del Plan de Transformación, Recuperación y Resiliencia financiado por la Unión Europea NextGenerationEU, la Comunidad de Madrid ha puesto en marcha un programa de emisión de bonos de conectividad digital para colectivos económicamente vulnerables que contribuirá a financiar la contratación de nuevos servicios de conexión a banda ancha o la mejora de la velocidad de los ya contratados que tuvieran una velocidad de descarga inferior a 30 Mbit por segundo. Para la obtención de estas ayudas se consideran como vulnerables a los perceptores del Ingreso Mínimo Vital (IMV), Renta mínima de Inserción (RMI) o de una Pensión No Contributiva (PNC). El plazo para la realizar las solicitudes finaliza el 31 de octubre.